Misioneros Oblatos de M.I.

M.I. son las siglas que nos definen como oblatos. De María Inmaculada. Nuestra Patrona es la Virgen Inmaculada. A ella debemos todos nuestros desvelos de misioneros, nuestras angustias y preocupaciones las vivimos junto a ella. Ella es la madre, es la patrona de nuestra congregación, es la Patrona de nuestra vida. En ella hemos puesto nuestra esperanza. Ella es la madre ,a consejera, la confidente. Nosotros estamos unidos a ella porque estamos unidos a su hijo Jesús, a su Hijo, el Hijo de Dios. Ella es la que nos entiende en momentos de debilidad, porque ella sabe de las debilidades de sus hijos. Ella es la que nos comprende cuando estamos tristes, porque ella conoció la soledad y la tristeza cuando vio como todos los amigos de su Hijo le dejaron solo.
Jesús, viendo a su Madre y al discípulo a quien amaba, que estaba allí, dijo a la Madre: mujer, he ahí a tu hijo (Jn 19, 26). Así, de un modo nuevo, ha legado su propia Madre al hombre: al hombre, a quien ha transmitido el Evangelio. La ha legado a todo hombre. La ha legado a la Iglesia en el día de su nacimiento histórico, el día de Pentecostés. Desde aquel día toda la Iglesia la tiene como Madre. Y todos los hombres la tienen como Madre. Entienden como dirigidas a cada uno las palabras pronunciadas desde la Cruz. Madre de todos los hombres. La maternidad espiritual no conoce límites. Se extiende en el tiempo y en el espacio. ¡Alcanza tantos corazones humanos! Alcanza a las naciones enteras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: