El Carisma Oblato segun las Oblatas de M.I.

EL CARISMA OBLATO

“Me ha enviado a evangelizar a los pobres, los pobres son evangelizados” Son las palabras que encontramos escritas en el escudo oblato. San Eugenio de Mazenod, tras haber experimentado el Amor de Cristo Salvador en la Cruz, se sintió llamado a una vocación singular y así lo transmitió a sus primeros compañeros, “llamados a ser los cooperadores de Cristo Salvador”. En tan pocas palabras se encuentra recogido lo central del carisma.

Al igual que los Oblatos, las Oblatas queremos cooperar con Cristo Salvador en la tarea de anunciar el Evangelio a los más pobres. ¿Qué supone para nosotras este ser las cooperadoras del Salvador? En la Constitución 2 encontramos la respuesta: “las oblatas lo dejan todo para seguir a Jesucristo. Para ser sus cooperadoras, se sienten obligadas a conocerle más íntimamente, a identificarse con él y a dejarle vivir en sí mismas. Esforzándose por reproducirle en la propia vida, se entregan obedientes al Padre, incluso hasta la muerte, y se ponen al servicio de Dios con amor desinteresado.”. Podríamos decir, tras leer esta Constitución, que lo más importante es dejar que Cristo viva en nosotras, hasta llegar a decir como San Pablo “ya no soy yo, es Cristo quien vive en mi” (Gal 2,20).

Como María, mujer consagrada, queremos acoger en nosotras la vida nueva que nos trae Cristo. Queremos vivir en docilidad al Espíritu. María que participó de la única oblación, que es la de Cristo, nos muestra el camino para ser verdaderamente oblatas: “Dócil al Espíritu se consagró enteramente, como sierva humilde a la persona y a la obra del Salvador. Ella que recibe a Cristo para darlo al mundo del que es su única esperanza, es el modelo de la fe de la Iglesia y de la nuestra” (Constitución 10).

María Inmaculada, la toda hermosa, que recibe a Cristo para darlo al mundo es para nosotras modelo de nuestra consagración. Mirando a María Inmaculada encontramos las huellas de como ha de ser nuestra entrega al Señor: dócil al Espíritu se consagró enteramente a la persona y a la obra del Salvador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: