Domingo 3 de Cuaresma

Sobre el Evangelio (Jn 2, 13-25)

En La Nueva Alianza será Jesús Nuestro Templo y Sacerdote, y Sacrificio, y Culto:

– Este pasaje evangélico presenta a Jesús dando cumplimiento a las profecías mesiánicas de purificación del sacerdocio levítico (Mt 3, 2-5) y del Templo (Jer 7, 11; Zac 14, 21: ‘Y no habrá aquel día mercaderes en la Casa de Yahvé de los Ejércitos’).

– Pero esta purificación y santificación va a tener una plenitud y radicalidad insospechadas. Caerá el Templo y su Culto. Se erigirá un Templo nuevo: El nuevo Templo, y el Nuevo Pontífice de la Nueva Alianza será Cristo. Es la preciosa enseñanza teológica que se desprende del hecho y del diálogo que narran los vv. 18-22: A los sacerdotes del Templo que la exigen a Jesús presente los títulos y poderes del auto o ‘signo’ que acaba de realizar (15-16) les responde El remitiéndoles el milagro de su Resurrección: ‘Destruid este Santuario’. – El ‘Santuario’ es el propio Cuerpo de Cristo, Cuerpo del Verbo de Dios. Lo destruirán ellos. El lo reedificará en tres días; y será el ‘Santuario’ nuevo del nuevo culto ‘en espíritu y en verdad’ (4, 21-24; Ap 21, 22). Los judíos nada entienden. Los Apóstoles lo entenderán tras la Resurrección y a la luz de Pentecostés (v. 22).

– Ni el Templo de Jerusalén, ni el sacerdocio de Aarón, ni los innumerables sacrificios de animales tienen valor alguno. Cristo Resucitado es el verdadero Santuario-Pontífice y Sacrificio. Cristo es nuestro Templo; y nuestro culto es espiritual, filial, intimo; es verdad, amor, vida. Y ‘en Cristo somos nosotros Templo santo, morada de Dios en el Espíritu Santo’ (Ef 2, 22). Cristo nos ha asociado a ser en El un Cuerpo, un Templo: ‘Nosotros somos la Casa-Templo de Cristo’ (Heb 3, 6). ‘¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿No sabéis que vuestro cuerpo es Santuario del Espíritu Santo? Glorificad, por tanto, a Dios con vuestro cuerpo’ (1 Cor 6, 15.19).

(SOLÉ ROMA, J. M., Ministros de la Palabra. Ciclo B, Herder, Barcelona, 1979)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: