50 años en la vida de una parroquia

Muchos son los recuerdos que vienen a la mente en un aniversario de cincuenta años. Las bodas de Oro de una parroquia son un tiempo muy bello para dar gracias a Dios. Primero a El, porque sin El la parroquia carecería de sentido. Es algo obvio pero muchas veces lo obvio no es tan obvio.

Queridos hermanos. Hoy estamos aquí porque queremos recordar. El recuerdo nos debe de llenar de esperanza, no de nostalgia.

 

En esta ocasión que celebramos los 50 años de la parroquia de San Pablo Apostol. Ahora que estamos a punto de terminar el Año de la Fe, les digo que tenemos que hacer más misiones, porque realmente es un lugar en el cual las condiciones materiales no son buenas, pero espiritualmente la gente es muy buena”, tenemos que reconocer que en la comunidad parroquial ha habido momentos sublimes, momentos normales y momentos gratificantes.

Como se recuerda, la Parroquia San Pablo Apostol fue una parroquia que en los cincuenta años ha vivido experiencias buenas, medio buenas, pero nunca malas. Los que ahora nos acompañan, los sacerdotes que en calidad de parrocos o en calidad de colaboradores pastorales han entregado su vida son prueba de ello.

En tal sentido, les animo a todos y a la comunidad parroquial en concreto para que en medio de las adversidades continúen anunciando la Buena Nueva de Cristo. Seamos testigos de Cristo resucitado en esta comunidad en la que trabajamos. De un modo especial esta efemeride debería significar que en primer lugar damos gracias a Dios porque aunque nosotros hayamos sido infieles, no hayamos realizado las tareas que debieramos, el ha permanecido fiel. El ha estado siempre ahí esperandonos en el sagrario, escondido en las especies de pan y de vino. El ha permanecido al lado nuestro cuando hemos traido a nuestros hijos a bautizar , a hacer la primera comunion, cuando hemos dado el si ante los vecinos en nuestros matrimonios y tambien ha estado esperandonos al final de nuestro recorrido por este mundo acogiendonos en la ultima morada. Los sacerdotes siempre han estado al lado vuestro. Hoy muchos de ellos recordaran momentos vividos aquí, junto a la feligresia que les he acogido siempre como a hermanos. Damos las gracias a Dios por tenerles entre nosotros.

Despues de 10 años, los oblatos de María Inmaculada trabajan en esta zona, y la parroquia de S. Pablo Apostol no ha dejado de ser atendida por los Misioneros Oblatos. Por aquí han pasado varios parrocos, y es una lastima pero no puede ser para menos, el no contar con ninguno de los parrocos que han hecho aquí su trabajo apostolico. Algunos de ellos siguen realizando la mision en otros continentes. Otros , ya más avejentados han declinado la invitacion porque las fuerzas les fallan. De todos modos agradecemos al pueblo de S. Pablo de Buceite por habernos acogido durante estos años y por mantenernos la confianzan durante todo este tiempo. Hemos sido, creemos suficientemente diligentes y constantes en mantener la vida parroquial. Hemos tenido problemas, pero los hemos ido superando, porque donde abundo el pecado más abundante fue la gracia. Hemos recibido por parte de los habitantes de esta comunidad siempre una palabra acogedora, y hemos dado de lo nuestro gratuitamente y hemos recogido tambien muchas gracias gratuitas. Y gratificantes.

Es lo que se viene haciendo en esta parroquia durante 50 años. Agradezco a los padres t sacerdotes que han pasado por esta parroquia durante estos años ; y ahora a los padres Oblatos, en la persona del P. Joseph , (quienes tienen a su cargo la administración parroquial sirviendo como párroco en la actualidad.) y a todas las personas que colaboran en la misión de esta parroquia. Tenemos que hacer más, junto a Jesús en la Eucaristía, junto a María en el Santo Rosario”.. 

Dios nos ha venido a buscar a todos. Y en estos 50 años miles han pasado por la casa de Dios, muchos nos acompañan desde la otra vida, por eso en esta Misa rezaremos por ellos. La Palabra de Dios es eterna”..

Seria bonito hablar de lo que significa una presencia de Iglesia en medio de un pueblo. NO lo voy a hacer porque se alargaría la homilia. Solo quiero deciros que una parroquia es un punto de referencia en una comunidad, aunque muchos de los habitantes que la pueblan no sean creyentes o no practiquen. >La sola presencia de la iglesia en medio de una comunidad deber ser un recordatorio permenente de que Dios no nos abandona a nuestra suerte. El esta’ a nuestro lado, no lo olvidemos nunca. No olvidemos que en la Parroquia teneis vuestra casa y me atreveria a deciros que en los sacerdotes que servimos en ella teneis a vuestros amigos, vuestros confidentes, vuestros consejeros, y tambien teneis a vuestros pastores. Es lo que nos recordará el día 23 nuestro Obispo como Pastor de la Diocesis.

Despertemos a la fe. La mejor compañía para anunciar a Jesús es María. Siempre te llevará a Jesús, te acompañará cuando anuncias a Jesús y por eso digo, hay que estar alegres y con esperanza. Y esa alegria y esperanza que la vean los que se acercan a la parroquia para pedir un servicio. Que nosotros como sacerdotes estemos siempre atentos a lo que vosotros necesitéis. Que nos corrijars cuando nos veais equivocados, que nos perdonéis cuando veais que no cumplimos con nuestra mision, pero sobre todo: que nos ameis,nos respeteis y nos querais como nosotros os queremos a vosotros. Y tambien que no dejeis de orar por nosotros. Tampoco dejeis de pedir para que vengan a esta y a otras comunidades más sacerdotes santos, más vocaciones, que surjan tambien de la comunidad algunos jovenes dispuestos a dar la vida por Cristo. Los que estamos hoy aquí presidiendo este acontecimiento os queremos decir que estamos orgullosos de serviros como hermanos, con nuestras dudas, con nuestras tentaciones y tambien con nuestros aciertos, nuestra manera de vivir. Rezad mucho por vuestros sacerdotes, no sabeis cuanto bien hace la oracion del pueblo por sus pastores.

Cuiden el tesoro de la Eucaristía, cuiden el tesoro del Rosario, de visitar a los enfermos, a los ancianos, de educar en la fe a los niños. No podemos esperar que vengan los evangélicos a anunciar lo que es el tesoro de la Iglesia”.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: