La vocacion Religiosa

Lo importante: cada uno debe ser el mismo. No dejes de ser tu mismo. Puedes expresar la alegría y la tristeza. No hay ninguna que tenga mi misma edad, las hermanas son mayores. Nos comprometemos y complementamos bien,.

Que esperas de descubrir de la Vida de Dios: Cuanto mas sabes de Dios, mas necesitas saber. Cuanto más crees que sabes, menos sabes. Cada momento de la oración es único. como si se me fuera poco a poco estructurando mi vida. El Señor es super detallista, super generoso. Te lo pone poco a poco. A penas me ha dado tiempo a pensar. solo se que quiero estar aquí y aquí quiero crecer.

Estoy esperando la crisis. Todavía no me ha venido. Dejadme que cuando me llegue la prueba. A la nueva le gastan novatadas,. Son cosas que te van haciendo más alegre. En un monasterio alguien puede pensar que se aburren.

Ser feliz: no me habían hablado de la palabra felicidad. Al final vives momentos bonitos, pero tu vida no puede ser solo regida por momentos bonitos, sino que tienes que ir conociendo la totalidad. No necesitas una noche de copas o un botellón para ser feliz.

Que esperas ofrecer al mundo. No olvidéis que me acuerdo de todos. me pasaba fuera pero ahora es como un estimulo de amor, de que los demás estén presentes en mi oración. quiero estar con todos vosotros mediante la oración. acotubrados al utilitarismo, aquí no sabes a quien etas ayudando mediante la oración. no se quien eres, no te conozco, pero si te puede sostener mi oración, te la ofrezco, aunque seas un desconocido.

 

La Vocación religiosa

Es bueno pensar. sobre la vida religiosa. Entro con 20 años y me arrepiento no haber entrado antes. No he perdido ningún momento de felicidad. Cuando tu ves que algo te transforma, lo buscas y lo sigues. Tienes siempre como ganas de salir de la rutina. Cuando te encuentras con Cristo todo es nuevo.

Cada día es nuevo. Hay unas pautas, un horario.
Lo importante es eso. No hay que conocer los horarios.

Si tu eres feliz, eso se nota

Uno de los miembros mas jóvenes. Has tenido que realizar un largo discernimiento. Cada poco el Señor te va dando la posibilidad de entrar en este mundo. Al principio era un no rotundo. Pero llega un momento en que te planteas si eres feliz.

Después de unos meses te preparas, pero lo más importante es dejarse hacer. Primero iba a ir a un convento de Argentina, después el Señor te dijo: quédate aquí

En el monasterio de la conversion. en la Pascua del 2009. Te sientes enamorada, y esposa del Señor. El Señor se me declaró. Me fui de esa oración como sentirse: ser del Señor.

El voy a ser monja no es fácil. Trabajaba en un psiquiátrico. Mi hobby de pintar, me planteaba ya un futuro. pero después modificas todos tus anhelos.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: