Varias experiencias vividas ultimamente

No podemos olividar que la vida nos da sorpresas. Las sorpresas que estoy viviendo en mis cincuenta a;os de vida, llenar’ian ente blog y no estoy dispuesto a cansar a todos aquellos que me siguen.

Solo compartire con vosotros algunas experiencias que han sido para mi determinantes en estos meses pasados.

Primero fue la operacion de cataratas, despues el viaje a Venezuela, y ahora la operacion del ojo que ha quedado algo da;ada. No podemos siquiera relatar las tres por separado, porque ambas experiencias y yo dir’ia, las tres experiencias estan encadenadas. Por que digo esto.

La operacion de cataratas fue rauda y veloz. se realizo el dia 14 de junio. Desde entonces mi vida cambio. La operacion fue un exito, es verdad, pero las complicaciones no vienen de una manera imprevista. 

Despues de la operacion tenia programado el viaje a Venezuela. La doctora me aconsejo que postpusieramos la operacion del otro ojo para la vuelta del viaje a Venezuela. Un viaje por cierto comodo pero complicado a la vez. No me levante en las nueve horas de vuelo del sitio y estuve leyendo, cosa que normalmente no habia hecho en meses. estuve todo el tiempo concentrado en la lectura del un libro que practicamente lo tenia a la mitad y por lo interesante del tema era bastante adictivo podiamos decir. 

La primera semana despues de aterrizar, fue totalmente normal. Trabaje en la parroquia donde habia trabajado en otros tiempos. La gente me conocia , me apreciaba, me saludaba. Yo contento y feliz. durante mas de una semana ayude a una tarea pastoral que para uno solo es ardua y compleja. Posteriormente me encamine a la que seria la comunidad de destino , donde pasaria el resto de mi experiencia.

Poco tempo despues  y cuando me disponia a conocer la realidad de la parroquia que me habia tocado en suerte , tuve un peque;o percance y es que me cai de una manera aparatosa. Esto provoco desde mi punto de vista el comienzo de la tragedia. A raiz de aquella caida, mi vision se fue poco a poco debilitanto hasta llegar a perder parcialmente la vista, sobre todo por las ma;anas cuando habia poca luz. 

El trabajo pastoral por otra parte no lo deje de lado, al contrario, tuve mas trabajo que la semana primera de mi estancia en la comunidad primera. Adem’as tenia que realizar mas actividades y mas complejas en los desplazamientos. Me refiero a las celebraciones de la novena de la virgen del Carmen. Esto traia consigo muchas horas luchando contra los elementos. El cansancio se iba tambien adue;ando de mi y lo mas grave, es que ademas faltaba el agua, y cuando no faltaba el agua, faltaba la luz y cuando no la comida, y poco a poco mi organismo se fue debilitando. 

A duras penas cumpli con todos los compromisos que me habia propuesto y no solo eso, sino que adquiri mas de los que hubiera tenido que asumir. Trajo consigo la perdida de vision primero parcial y despues casi total por el ojo operado. Los vaivenes del coche, los baches, los saltos, todo contribuia a perder mas y mas la vista. Llame a la doctora y le informe de las complicaciones. ella pronto diagnostico lo que pronto , a la vuelta de la experiencia seria lo que me ha traido hasta aqui, un desprendimiento de retina.

La operacion fue un exito a decir de la misma doctora, pero ya llevo 3 semanas y aqui me encuentro 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: