Reflexiones

NO DIGAS

No digas Padre, si cada día no te portas como un hijo.
No digas Nuestros, si vives aislado en tu egoismo
No digas “que estas en los cielos”, si solo piensas en las cosas terrenas
No digas “santificado sea tu nombre ” si no lo honrras.
No digas “Venga a nosotros tu reino,” si lo confundes con el exito material.
No digas “hagase tu voluntad” , si no la aceptas cuando es dolorosa.
No digas ” danos hoy nuestro pan de cada día”, si teniendolo tu , no te preoucupas de los que no lo tienen.
No digas ” perdona nuestras ofensas” , si guardas rencor a tu hermano.
No digas ” no nos dejes caer en la tentación,” si tienes intencion de seguir cayendo en ellas.
No igas “libranos del mal;” si no tomas parte activa contra el.
No digas Amen, si no has tomado en serio las palabras de la oración que nos ensenó Jesús, nuestro amigo y Señor.

(autor desconocido).

El encuentro diario con el Señor

 

El encuentro diario con el Señor

El encuentro diario con el Señor
y la frecuencia de los sacramentos
nos permiten abrir nuestra mente y nuestro corazón
a su presencia , a sus palabras y a su acción.
La oración no es solamente el aliento del alma,
sino que es tambien un oasis de paz.
En el que podemos sacar el agua que alimenta
nuestra vida espiritual y transformar nuestra existencia
Y Dios nos atrae hacia sí, nos hace subir la montaña de la santidad,
para que estemos siempre más cerca de El,
ofreciendonos luz y consuelo a lo largo del camino,
En un mundo donde existe el riesgo de confiar
únicamente en la eficiencia y el poder de los medios humanos,
estamos llamados a descubrir
y dar testimonio del poder de Dios,
que se nos comunica en la oración , con la que crecemos
cada día en configur4ar nuestra vida en la de Cristo

El Señor es mi pastor

Pastor que sin ser Pastor, al buen cordero nos muestras.pastor que sin ser Pastor, al buen cordero nos muestras.

Precursor que sin ser luz , nos dices por donde llega. Enseñanos a enseñar,la fe desde la pobreza.

Tu que traes un bautismo que es poco más que apariencia y al que el Cordero más purobaja buscando pureza, enseñame a difundir amor desde mi tibieza.

Tu que sientes como yo que la ignorancia no llega ni a conocer al SEñor ni a desatar sus correas,enséñame a propagar la fe desde mi torpeza.

Tu que sabes no fuiste la palabra verdadera y que eras solo la voz que en el desierto vocea,enséñame , Juan , a ser profeta sin ser profeta.
(José Luis Martín Descalzo)

 

No debemos confiar (Tomas de Kempis , Imitación de Cristo)

No debemos confiar en nosotros grandes cosas.

No debemos confiar de nosotros grandes cosas,
porque muchas veces nos falta la gracia y la discrecion.
Muchas veces obramos mal y lo excusamos peor.
Reprendemos en los otros cosas pequeñas,
y tragamos las grandes si son nuestras.
Muy presto sentimos y agravamos lo que de otros sufrimos,
más no miramos cúanto molestamos a los otros.
El que bien y rectamente examinare sus obras,
no tendrá que juzgar gravemente de las ajenas,
el que tiene verdadero cuidado en sí, poco habla de los otros.
Si del todo te ocupas en Dios y en tí,
poco te moverá lo que sientes de fuera.

(Tomas de Kempis)

 

Hacerte a mi medida

Muchas veces he sentido la tentación de hacerte a mi medida.
Un Dios – hombre en el que he confiado, penado en eficacias constatables, en exitos, en triunfos y victorias,
En una palabra, he pensado más de una vez en manipularte, con miras egoistas , pensando solo en mi.
Siento verguenza de tener una confianza y una fe propensa a manejarte como si fueras una edicion de bolsillo,
una bomba contra incendios. Y tu eres todo lo contrario:; eres amor abierto a todos, pura relación,
comunion, familia, hogar caliente, acogedor por esencia.
Aumenta mi fe, amigo Jesús, esa fe aleccionadora,
beida y regustada en la escucha de tu palabra, que me arrastra al coloquio personal contigo, y me proyecta hacia
el diálogo comunitario y fraterno,
donde se realiza la tarea de la construcción del Reino.

 

Anuncios