MARIA MAGDALENA – LA PELÍCULA

VARIAS VERSIONES HEMOS OÍDO SOBRE MARIA MAGDALENA
La película relata y refiere la vida de María Magdalena seguidora de Jesus como un discípulo aventajado, hasta el punto de ser un referente para las generaciones venideras. Esta película recupera la concepcion de María como Apostol de Apostoles.

LA investigación sobre la figura histórica de Maria Magadalena ha dado lugar a esta película, que a muchos puede escandalizar, pero que a mi me ha cautivado.

Podemos ampliar esta información en el Evangelio de María, APÓCRIFO. Que utiliza la película Evangelio apócrifo sobre María
Su análisis agregaba: “Finalmente la Iglesia Católica en particular ha sentido la necesidad de crear estos polos opuestos de mujeres: la Virgen María y quien debería ser su antítesis, en este caso María Magdalena”. A pesar desde que desde el Concilio Vaticano II de 1962 la Iglesia dejó en claro que María Magdalena no era prostituta, siempre ha habido especulaciones en torno al rol de ella en la vida de Cristo. Probablemente la más común es la que le asigna el rol de pareja afectiva.

A este respecto, la co-guionista Philippa Goslett sostuvo al mismo diario: “Lo que me parece curioso es que después de 1962, si María Magdalena ya no es prostituta, es su amante. En ese sentido, espero que esta película al menos restaure su autoridad espiritual, que está ya presente en los Evangelios y que ha sido denigrada durante siglos”.

Efectivamente, en la película de Garth Davis, la mujer nacida en Magdala no es pareja ni refugio afectivo de Jesús. Es más bien la más adelantada de sus discípulas o, como los evangelios de Juan y Marcos lo afirman, “la apóstol de los apóstoles“.

En la trama de María Magdalena, se observa en efecto el despertar de una mujer adelantada a sus tiempos. No sólo rechaza la costumbre de contraer matrimonio con un esposo escogido por su padre, sino que además decide embarcarse en las aventuras proféticas de un grupo de 12 apóstoles liderados por Cristo. Cuando en un momento determinado es el propio Jesús quien le practica una suerte de purificación (o exorcismo), sus palabras son simples y claras: “No hay ningún demonio dentro de ti”.

Es justamente lo contrario a lo que el papa Gregorio I predicó en su homilía del año 591, cuando María Magdalena quedaría convertida a los ojos públicos como la imagen viva de la mujer poseída por el pecado y los vicios terrenales.
Visita nuestro Blog

Lo mismo que decimos esto, tenemos que decir algo más critico.
La película nos presenta la imagen de una mujer, María Magdalena. A parte de ser una película técnicamente mejorable y un tanto cansina en el desarrollo, Se vuelven a desfigurar los personajes del Evangelio comenzando por Nuestro Señor, al que se le presenta descuidado, superficial y con poca personalidad, sin atractivo en palabras y gestos; más parece un vagabundo al que le sigue gente rara que el Mesías verdadero.
Llena de elementos heterodoxos, María Magdalena parece sacada, no del Evangelio sino de lo que dicen ciertos escritos Apócrifos y de la modernidad feminista: por eso se le ha intentado dar a esta mujer un papel demasiado importante en el entendimiento del cristianismo y en el inicio de la Iglesia, hasta ser denominada, la “apóstol de los Apóstoles”.

Anuncios